El más grande estudio de salud latino revela problemas en factores de riesgo

Read this in English

Los resultados del estudio de salud más grande de los Hispanos/Latinos en los EE.UU. revelan hasta la fecha un conjunto único de factores de riesgo para la salud y dan una idea sobre la prevalencia de ciertas enfermedades como la diabetes y la hipertensión en esta población diversa.

Los Institutos Nacionales de la Salud publicaron hoy los resultados de la primera fase del Estudio de Salud de la Comunidad Hispana/Estudio de los Latinos (HCHS/SOL, por sus siglas en ingles). El estudio epidemiológico recopiló información en varias ciudades sobre temas de salud, factores de riesgo y hábitos de estilo de vida que impactan esta población, incluyendo a los 4,136 participantes de Chicago.

“Esta es información que la gente puede usar para ayudarles a tomar mejores decisiones sobre su salud,” dijo la Dra. Martha Daviglus, directora del Instituto de Investigación en Salud para las Minorías de la Universidad de Illinois en Chicago, e investigadora principal de la parte del estudio realizado en Chicago.

“Ahora sabemos, por ejemplo, que una tercera parte de los participantes tienen pre-diabetes” dijo la Dra. Daviglus.” Al educar e informar a nuestros participantes y en general a los hispanos/latinos sobre los nuevos datos, ellos pueden tomar decisiones más informadas sobre su salud.”

Los datos del estudio fueron recogidos entre 2008 y 2011 e incluyó 16,415 adultos de edades entre 18-74 que viven en Chicago, San Diego, Miami y el Bronx quienes se auto-identificaron de origen proveniente de Centroamérica, Cuba, República Dominicana, México, Puerto Rico o América del Sur.

“Este estudio es muy importante porque la población hispana/latina es la población de crecimiento más rápido en los EE.UU., por lo que necesitamos conocer y documentar sus problemas de salud para servir mejor a sus necesidades de atención de salud en el futuro,” dijo Daviglus. “Este estudio está creando los cimientos para esos esfuerzos.”

“El compartir los resultados con los participantes del estudio y el público en general ha sido un objetivo importante desde el principio,” dijo Daviglus. La Alianza Nacional para la Salud Hispana, una organización sin fines de lucro, publicó un folleto para los participantes donde los resultados se resumen y los datos se destacan para cada ciudad.

Algunos hallazgos nacionales incluyen:

  • El ochenta por ciento de los hombres y el 71 por ciento de las mujeres tenían por lo menos un factor de riesgo adverso para la enfermedad cardiovascular, como el colesterol alto, presión arterial alta, obesidad, diabetes o hábitos de fumar.
  • El porcentaje con obesidad estaba alto entre todos los grupos hispanos/ latinos, pero los participantes de origen sudamericanos tuvieron el menor porcentaje de obesidad.
  • Entre los participantes más jóvenes, pocos tenían diabetes, pero casi la mitad de los participantes entre las edades de 65 a 74 la tenían. Alrededor de la mitad de los hombres y mujeres con diabetes tenían su diabetes bajo control.
  • Los hombres tenían más probabilidad que las mujeres de comer suficientes frutas y verduras cada día.
  • Las mujeres hispanas/latinas, en especial aquellas entre 45-64 años, estaban más propensas a reportar síntomas de depresión que los hombres.

En Chicago:

  • Casi la mitad de los participantes entre 45-64 años tenían un alto riesgo para el desarrollo de la diabetes.
  • Uno de cada 3 participantes con diabetes no sabía que tenía diabetes.
  • Las mujeres eran más propensas que los hombres de saber que tenían presión arterial alta.
  • Alrededor del 40 por ciento de los participantes entre las edades de 18-44 eran obesos.
  • Alrededor del 57 por ciento de los participantes de Chicago entre 18-64 años carecían de seguro de salud, aunque este porcentaje es menor que el de Miami donde el 71 por ciento no tienen cobertura.
  • En promedio, las mujeres entre 45-64 años pasan sólo nueve minutos cada día haciendo actividad física recreativa.

Cada participante se sometió a extensos exámenes de salud para evaluar los factores de riesgo relacionados al estilo de vida asociados con enfermedades cardiovasculares, pulmonares, hepáticas, renales y otras condiciones.

Ellos proporcionaron información demográfica, socioeconómica y cultural los cuales podrían influir en el riesgo de enfermedades. Se realizó también una evaluación dental, del sueño y de la audición. Los participantes fueron seguidos durante un máximo de cuatro años a través de llamadas telefónicas anuales o visitas domiciliarias para evaluar los cambios de su salud y para documentar los eventos médicos, tales como hospitalizaciones.

La información recopilada en el Libro de Datos sirve como base para que individuos, comunidades, científicos y quienes estén encargados de formular políticas y consejos o programas de salud, los utilicen para adoptar estrategias más eficaces de intervención en la salud ” dijo la Dra. Larissa Avilés-Santa, oficial del proyecto HCHS/SOL en el Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre, que es el principal patrocinador de la fase 1 del estudio, junto a otros seis institutos y centros de los Institutos Nacionales de Salud.

La fase 2 del estudio se inició el junio pasado, y consiste en un seguimiento continuo de los participantes de la fase 1. En octubre del 2014, HCHS/SOL iniciará un segundo examen físico sobre factores de riesgos cardiovascular donde se realizarán exámenes de ecocardiografía, estudio de sangre y orina, entre otros, los que se asociarán con características demográficas, culturales y de estilo de vida. También se realizarán análisis de información genética para ver si los resultados sobre la salud y las enfermedades se pueden vincular a genes específicos.

“A medida que el estudio continúe en los próximos seis años y en adelante, estaremos capacitados para ver cómo ciertos factores de aculturación y estilo de vida juegan un papel protector o perjudicial en la salud de los hispanos/latinos,” dijo Daviglus.

El Instituto de Investigación de la Salud para las Minorías en la Universidad de Illinois en Chicago — la cual es una unidad de investigación y capacitación sobre las disparidades médicas y de salud – se encargará de la segunda fase del HCHS/SOL bajo un contrato con el Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre. La Dra. Daviglus fue la principal investigadora del Centro de Investigación de Chicago durante la primera fase del estudio en la Universidad de Northwestern, donde sigue siendo profesora adjunta del Departamento de Medicina Preventiva.

Para más informacion en espaňol contactar:
Cesar Alvarado, Supervisor del Estudio HCHS/SOL
(312) 413-3254, calvar3@uic.edu